Toxina Botulínica para tratar el Bruxismo

El botox lleva ya años con nosotros para el uso de tratamientos estéticos. Sin embargo, en el último tiempo son muchos los profesionales dentales que recomiendan su uso para el tratamiento de problemas como el bruxismo.
En el artículo de hoy nos gustaría presentarte este tratamiento y todos los beneficios que trae consigo.

bruxismo

Qué es el Bruxismo

Lo primero, es conveniente, definir qué es el Bruxismo. 

Un trastorno involuntario en el que se rechinan  los dientes debido a una actividad no funcional de los músculos de la masticación.
Este trastorno en el que se aprietan unos dientes contra otros, puede darse por el día como por la noche mientras dormimos. El bruxismo nocturno se considera un movimiento que está relacionado con  los trastornos del sueño.

Síntomas del Bruxismo

Los signos que puedes estar notando son,

  • Apretar los dientes, con un sonido que puede ser tan fuerte que puede estar despertando, incluso, a la persona que tienes al lado. 
  • Puedes estar notando tus dientes aplanados, fracturados, partidos o flojos
  • Tu esmalte puede estar desgastado
  • Puedes notar una mayor sensibilidad dental
  • Puedes estar sufriendo un dolor similar al dolor de oído
  • Incluso, notar dolores de cabeza sordo que comienzan en las sienes
  • Puedes tener cierta alteración del sueño

Factores que aumentan el riesgo de padecer bruxismo

Entre los distintos factores que encontramos que pueden aumentar las posibilidades de sufrir de bruxismo nos encontramos, 

  • Estrés, cuanta más ansiedad estés sufriendo, tu cuerpo lo traduce en trastornos como estrés
  • Edad, los niños pequeños pueden también sufrir de bruxismo, aunque en la edad adulta, tiende a desaparecer
  • Tipo de personalidad, aquellas personas con una personalidad más competitiva o hiperactiva pueden incrementar el riesgo al bruxismo
  • Familiares con bruxismo, los genes pueden tener que ver en este trastorno

Qué es el Botox®

La toxina botulínica (comúnmente conocida como Botox®) es un tratamiento eficaz, seguro y mínimamente invasivo que se inyecta en los músculos maseteros (principales para el cierre de la boca y masticacion) con una pequeña aguja disminuyendo su capacidad de contracción de forma temporal.

¿Cómo funciona el tratamiento de Botox® para tratar el Bruxismo?

Una vez que hemos dejado claro ambos conceptos, entramos en materia, y es que la inyección de toxina botulínica podría convertirse en una solución muy eficaz a este tipo de problemas dentales. 

Los especialistas han asegurado su efectividad para aliviar desde condiciones médicas como sudoración excesiva, el estrabismo y las contracciones musculares.

bruxismo

Duración del efecto del Botox®

La acción de la toxina comienza a las 48-72 horas siendo máxima en torno a la 2-3 semana, momento en el que se realiza un control. El efecto dura entre 4 y 6 meses según el paciente (fuerza muscular, hábitos tóxicos, tratamientos previos con toxina botulínica…).

En clínica dental Valderrama utilizamos las marcas Botox® y Vistabel®.

Indicaciones y contraindicaciones del uso de este tratamiento

Está indicado en pacientes con diagnóstico de bruxismo.

Está contraindicado durante el embarazo y la lactancia, si presenta infección en la zona a tratar y en enfermedades que afecten al sistema nervioso, tales como esclerosis lateral amiotrófica o un trastorno neuromuscular periférico. No se recomienda en pacientes con antecedentes de disfagia (dificultad para tragar) y deglución alterada.

¿Te has quedado con alguna duda? 

Estamos aquí para resolverlas todas. Contáctanos 😃