Arrugas en frente, entrecejo y patas de gallo

La toxina botulínica (comúnmente conocida como Botox®) es un tratamiento eficaz, seguro y mínimamente invasivo que elimina las arrugas dinámicas de la frente, entrecejo y patas de gallo de forma temporal. Se inyecta en el músculo con una pequeña ajuga disminuyendo su capacidad de contracción.

Duración del efecto

La acción de la toxina comienza a las 48-72 horas siendo máxima en torno a la 2-3 semana, momento en el que se realiza un control. El efecto dura entre 4 y 6 meses según el paciente (gesticulación, hábitos tóxicos, tratamientos previos con toxina botulínica…).

En clínica dental Valderrama utilizamos las marcas Botox® y Vistabel®.

Indicaciones y contraindicaciones

Está indicado en pacientes con arrugas en frente, entrecejo y perioculares tanto como tratamiento (si ya las presenta en reposo, sin gesticular) como preventivo (si las arrugas aparecen con el movimiento).

Está contraindicado durante el embarazo y la lactancia, si presenta infección en la zona a tratar y en enfermedades que afecten al sistema nervioso, tales como esclerosis lateral amiotrófica o un trastorno neuromuscular periférico. No se recomienda en pacientes con antecedentes de disfagia (dificultad para tragar) y deglución alterada.

Tratamiento Medicina Estetica

Efectos secundarios

Al igual que todos los medicamentos, la toxina botulínica puede producir efectos adversos aunque son temporales y por tanto reversibles.

La mayoría tiene que ver con el momento de la inyección y consisten en dolor, escozor y  pequeños hematomas. En las horas siguientes puede aparecer dolor de cabeza o sensación de pesadez en la frente de unas horas o días de duración. En raras ocasiones se produce la caída de la ceja o del párpado volviendo a la normalidad en 2-4 semanas.

Recomendaciones posteriores

Tras el tratamiento no debe tumbarse ni frotar la zona tratada durante las siguientes 4 horas. No maquillar el área de inyección durante las siguientes 12 horas. No debe acudir a piscinas, saunas ni al gimnasio el resto del día. No consumir grandes cantidades de alcohol. De resto, puede hacer vida normal (acudir al trabajo, comer, lavarse la cara…).

Puede utilizar cremas con árnica con el fin de que los hematomas se resuelvan antes. Evite el sol y utilice cremas con factor de protección.

Tendrá una cita control con la Dra. Alonso pasadas 2-3 semanas del tratamiento con el fin de valorar el resultado. Si fuera necesario, volvería a inyectarle ese día.