ENFERMEDAD PERIODONTAL

ENFERMEDAD PERIODONTAL

¿POR QUÉ ME SANGRAN LAS ENCÍAS?

Es un signo indiscutible de infección, donde las bacterias que forman la placa bacteriana y el sarro se acumulan en la base de los dientes. En un estado inicial el problema se denomina (gingivitis), es totalmente reversible y podemos detectarlo nosotros mismos. Apreciaremos un sangrado espontáneo después del cepillado, mal sabor de boca, cierta halitosis, inflamación y un color más rojizo de nuestras encías.

TRATAMIENTO DE LA GINGIVITIS:

El tratamiento de la gingivitis es sencillo. Mediante la eliminación de la placa y el cálculo dental ayudándonos de aparatos ultrasónicos y curetas. Todo ello complementado con una mejora de la técnica de higiene oral con cepillo eléctrico y métodos de higiene interdental (Irrigadores, seda dental y cepillos interdentales) por parte del paciente. Además, complementaremos estas técnicas de higiene con colutorios y geles de clorhexidina. Para evitar su recidiva es fundamental que se mantengan estas medidas de higiene, además de acudir a las visitas de mantenimiento de manera periódica.

periodoncia

¿POR QUÉ ME VEO LAS RAÍCES DE LOS DIENTES Y SE ME MUEVEN?

Cuando la infección de las encías se mantiene durante mucho tiempo la enfermedad evoluciona a (periodontitis o piorrea), ésta es capaz de comerse el hueso que sujeta a los dientes, provocando que se suban las encías y se muevan los dientes.

La periodontitis es una infección que afecta a los tejidos de soporte del diente. Como la gingivitis, afecta a las encías, pero se diferencia de ésta en que el hueso también está afectado. Se caracteriza por una destrucción progresiva de los tejidos de soporte del diente. La causa son las bacterias de la placa bacteriana que atacan las encías y el hueso de las personas que tienen predisposición a padecer esta enfermedad. Factores de riesgo como el tabaco, estrés, diabetes, osteoporosis, bruxismo, mala higiene, genética… aceleran la evolución de la enfermedad, produciéndose finalmente la caída de los dientes en un periodo variable de tiempo.

Aún tratándose de una enfermedad que presenta una sintomatología muy precoz, como el sangrado de encías, lamentablemente no suele ser valorada por el paciente en su justa medida, ya que es una enfermedad indolora. A medida que la enfermedad avanza, sus signos y síntomas se hacen más evidentes.

periodoncia

LAS SEÑALES SON:

Dientes más largos por la retracción de las encías.

Movilidad dentaria debido a la reabsorción de hueso alrededor de los dientes. Su consecuencia final es la pérdida de las piezas dentarias.

Mal olor y sabor de boca producido por los productos de desecho del metabolismo de la placa bacteriana y el sarro.

Desplazamiento de los dientes debido a la pérdida de los tejidos de soporte dental que facilitan su migración. Esta circunstancia da lugar a malposiciones dentarias o aumento del espacio entre los dientes.

La enfermedad periodontal tiene consecuencias sobre la salud, la función y la estética de los dientes y las encías. La recuperación de este proceso y sus consecuencias será mejor y más eficaz, cuanto más precozmente se detecte y se trate.

periodoncia
periodoncia

TRATAMIENTO DE LA PERIODONTITIS

periodoncia

Al igual que en el tratamiento de la gingivitis, una adecuada higiene oral por parte del paciente es fundamental para mantener unos óptimos resultados a largo plazo.

Antes de comenzar el tratamiento, realizaremos una visita de estudio donde se realiza un registro de la pérdida de hueso que presenta cada diente mediante un periodontograma y tomaremos una serie de radiografías que nos ayudarán al correcto diagnóstico y plan de tratamiento del paciente. En determinados casos también realizamos un análisis microbiológico de las bacterias de la boca. Uno de los datos que registramos es cómo se cepilla el paciente y dedicamos un extenso tiempo a enseñar a nuestros pacientes a cepillarse mejor. El objetivo de realizar este registro es poder comparar a lo largo del tiempo cómo evoluciona la higiene y las bolsas periodontales tras el tratamiento. Para afianzar los resultados en la técnica de higiene, reforzamos las instrucciones en cada visita.

La primera parte del tratamiento consiste en la eliminación del cálculo o sarro que existe por debajo de la encía mediante curetas y ultrasonidos, lo que se conoce como raspado y alisado radicular o fase básica. Este tratamiento se realiza bajo anestesia y no debe ser molesto para el paciente ni durante ni después de realizarlo.

periodoncia

Aproximadamente un mes después de haber realizado la fase básica realizamos una reevaluación para analizar la respuesta al tratamiento. En caso de que mediante la fase de raspados hayamos sido capaces de eliminar el sarro que había bajo la encía y el paciente no presente bolsas periodontales profundas ni sangrado, el paciente pasará a una fase de mantenimiento, que por lo general se realiza cada 4-6 meses.

En caso de que en la reevaluación siga habiendo localizaciones con cálculo profundo (esto suele ocurrir cuando antes de la fase básica el sarro se encuentra a más de 5-6mm de profundidad), puede estar indicado realizar una fase quirúrgica en la que se procede a levantar ligeramente la encía para limpiar la raíz en su zona más profunda.

En algunas situaciones somos capaces de regenerar el hueso perdido mediante la aplicación de diferentes productos en el fondo de los defectos óseos, lo que se conoce como regeneración periodontal (emdogain y biomateriales). La fase quirúrgica también se realiza bajo anestesia local y no suele producir grandes molestias ni inflamación. Una vez controladas estas localizaciones mediante cirugía, el paciente pasará a la fase de mantenimiento periodontal.

periodoncia

¿EXISTE TRATAMIENTO PARA LA SENSIBILIDAD DENTAL Y PARA CUBRIR LAS RAÍCES?

Estos signos de sensibilidad, movilidad, espacios negros entre los dientes, exposición de las raíces, suelen ser secuelas de la enfermedad periodontal y se puede solucionar en muchos casos con tratamientos estéticos y con injertos de encía. Se trata de técnicas de microcirugía y cirugía plástica periodontal, donde somos capaces de recuperar la encía perdida y restablecer una estética óptima, una sensibilidad normal y un cepillado adecuado.

¿PORQUÉ ME HUELE MAL LA BOCA?

La HALITOSIS o mal aliento es una afección que se produce muy a menudo. Sea en forma de mal aliento ocasional que todo adulto sano ha tenido en algún momento, hasta problemas más serios o graves, se calcula que la halitosis afecta a casi el 50% de la población.

Puede ser, en general, provocada por la descomposición bacteriana de partículas de alimentos, células, sangre y algunos componentes de la saliva. Lo productos que se originan de esta descomposición generan gases volátiles (generalmente derivados sulfúricos) que son los causantes de la halitosis.

El 90% de las causas de halitosis se originan en la boca y no en el estómago como se cree comúnmente. Si cree que sufre halitosis, debe saber que tiene tratamiento. Si ésta es de origen oral, puede estar relacionada con enfermedades periodontales: gingivitis y periodontitis.

El tratamiento del mal aliento incluye siempre el cepillado regular de los dientes, la utilización de hilo dental y la limpieza de la capa de recubrimiento de la lengua.

El periodoncista es el profesional más cualificado para hacer un seguimiento de la situación que provoca el mal aliento e instaurar las medidas mas eficaces para evitarlo. Existen sistemas para seguir el progreso del tratamiento de manera cuantitativa y asegurarse de que se tiene una progresión positiva.

periodoncia